viernes, 20 de agosto de 2010

Los días pasan más rápido que el chocolate por tu boca. Nos devoran, se consumen, salen corriendo. Pero nosotros siempre sabemos seguirles el paso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Search.