sábado, 4 de septiembre de 2010


Ese fue el momento en que empecé a querer a París. Y también fue el momento en el que sentí que París me quería a mi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Search.