jueves, 16 de septiembre de 2010

- Estoy esperando.
- ¿El qué?
- Que me dejes.
- No voy a dejarte. Te quiero muchísimo, ¿a qué viene esto?
- Déjame ir contigo, quiero estar allí contigo. ¿Te avergüenzas de mí?
- Claro que no, ya te lo he dicho. Quiero estar sola.
- ¿Para qué?
- Para estar de luto. Para pensar.
- Te quiero, ¿por qué no me dejas?
- Sólo es un fin de semana.
- ¿Por qué no me dejas que te quiera?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Search.