lunes, 27 de septiembre de 2010

Y decirte alguna estupidez, por ejemplo, te quiero.

Yo recuerdo un curso irrepetible, el curso del 94, cuando me enamoré de Sara, entonces tenía 15 años, pensaba que el fútbol era un deporte romántico y que el amor era una estupidez que volvía a los inteligentes tontos y a los tontos les dejaba como estaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Search.