domingo, 17 de octubre de 2010

Primero, ve a buscarla a casa. Llevala a un rinconcito... desconocido. Se un caballero. Deja que ella elija. Nunca mires a otras. Y lo más importante, dile algo bonito que no olvide jamás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Search.