lunes, 4 de octubre de 2010

¡Qué imbécil! Fijaos en ese imbécil, sentado en su banco, fingiendo hacer muecas porque está echando bazo. ¡Todo excusas! ¿No sería mas sencillo como dice Edith Piaf en La Vie en Rose? Tomarla entre tus brazos, hablarle al oído, decirle palabras de amor, palabras normales y corrientes... y decirle que en cuanto la ves sientes latir tu corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Search.