lunes, 25 de octubre de 2010


- Si algún día me convierto en un pringao así, quiero que te pilles una pistola, la mas grande que encuentres, te acercas por detrás sin decírmelo, y ¡pum!, un pringao menos.
- Tú lo has dicho, un pringao menos.
- Serás capuyo, serías capaz de pegarme un tiro.
- Uno no, te pegaba cuatro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Search.