viernes, 1 de octubre de 2010

Solo fue un fin de semana, pero el más maravilloso de mi vida. Lo que aprendí de ella fue a creer otra vez en mí y a convencerme de que solo hay una persona con la que quiero pasar el resto de mi vida, Anna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Search.